<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19586384\x26blogName\x3d::++Visit+our+Net+Label++@++mamushkad...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mamushkadogsrecords.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mamushkadogsrecords.blogspot.com/\x26vt\x3d7873649906472303215', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
de onda? con quién? conmigo, o con los narcos?



good morning hebrews and shebrews


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Amigos/as de Mamushka: como pueden ver, ha vuelto a pasar un largo tiempo sin posts. Esta vez no voy a dar explicaciones al respecto, no por esquivar el bulto, sino porque a esta altura las excusas probablemente sean más molestas que la ausencia en sí. Sin embargo, sí quiero hintearles que en cuestión de días verán aquí el anuncio oficial del nuevo proyecto en el que hemos estado trabajando durante largos meses. Esta vez no es efectismo, les garantizo que la novedad está al caer (a pesar de los amagues anteriores que fueron postergados); les aseguro que la impaciencia por el lanzamiento nos carcome, y confiamos en que les gustará. Por lo pronto, les cuento que casi en simultáneo con ese anuncio tendremos otra invitada de lujo proponiéndoles discos, y que, con un poco de suerte, sacarnos de encima este laburo nos dejará un par de neuronas disponibles para cumplir con este blog como es debido.
Sin embargo, hoy, limitémonos nuevamente a recauchutar bonitas entregas pasadas, realizadas para nuestro newsletter. Para que si se te pasó por alto, o no estás suscripto —lo que consideramos un crimen atroz(?)—, puedas apiolarte ahora de siete bonitos discos como éstos. O por lo menos para renovar un poco el paisaje. Go!


:: NEWSLETTER .04 ::

LUCIANO recomienda:
ARTHUR RUSSELL - "Another Thought" (1994)
Una vez más, Mamushka aboga —desde esta sección— por el recuerdo de los artistas perdedores... Oriundo de Iowa, Arthur Russell fue un músico excepcional, injustamente ignorado por el gran público. Minimalista y amante de la experimentación, se lo considera un adelantado a su tiempo, por su aproximación 'mutante' a la música disco.
Durante su juventud, vivió en una comuna budista y estudió música india en California, antes de asentarse en New York. Se relacionó con gente como John Cage, Philip Glass, David Byrne y el prócer beat Allen Ginsberg.
A diferencia de varios otros álbumes de su producción —la mayoría de ellos instrumentales y orientados al dance—, "Another Thought" es un disco de canciones, el más "pop", digamos, a la vez que se trata de uno de sus mejores trabajos: una colección de grabaciones inéditas, en las que Russell despliega todo su genio magistral a través de su infaltable cello, guitarra acústica, ruiditos extraños, ecos sutiles y —por supuesto— su voz cavernosa.
Este disco fue editado en 1994, dos años después de la muerte de Russell a manos del virus del SIDA, por lo que podemos considerar a este álbum como su primera obra póstuma, en otro caso (como el de Nick Drake, por ejemplo) de artista que en vida pasa inadvertido, y logra cierto reconocimiento tras ser objeto de reediciones permanentes que lo acercan a un nuevo público; quienes lamentablemente nunca lo veremos tocar en vivo ni escucharemos nuevas composiciones suyas...
Ideal para escuchar inventando cantitos de cancha con canciones de The Magnetic Fields.


:: NEWSLETTER .05 ::

LEANDRO recomienda:
OLIVIA RUIZ - La Femme Chocolat (2005)
Por esa época, mi disco rígido había dicho basta de una manera muy poco elegante. Y frente a semejante problema, el duelo por las cosas perdidas y la incertidumbre sobre qué recomendarles se potenciaban mutuamente. La solución del momento fue recurrir a este disquito, que si bien puede no cambiarle la vida a nadie, hizo lo posible por levantarme el ánimo desde mi player. Pero bueno, basta de anécdotas; vayamos a los datitos pertinentes.
Olivia Ruiz es una francesita que, allá por el 2003, apareció en el panorama galo(?) generando una especie de fenómeno que la convirtió en estrellita pop, gracias a su mezcla de chanson, detallitos digamos jazzeros, y melodías y disonancias al estilo de Tryo, por compararla con algo (tiene también una onda a Manu Chao, pero ignoren esto si son de los mal predispuestos hacia el pulguiento trovador).
La cuestión es que con su segundo disco (éste) su éxito en Francia se fue al carajo. Pero como ustedes bien saben, el éxito no implica calidad. Y como yo bien sé, no da para seguir mandando fruta, una vez llegados a la conclusión de que se trata de un disco simpatiquísimo, tranqui y optimista, para dejar el dramatismo de lado por un rato, y tomarse la vida con un chorrito de soda.
Ideal para escuchar cortándole las uñas a tu gato por el bien de tu sillón de cuero.


LUCIANO recomienda:
THE BICYCLES - The Good, The Bad and The Cuddly (2006)
Una vez más, un gran ignorado de las listas de mejores discos de 2006.
Se trata de un quinteto pop de Toronto, que acusa influencias de The Kinks, The Monkees y Brian Wilson. Llevan juntos unos cinco años y recién el año pasado se les dio por meterse en el estudio, para dar forma a su álbum debut. El resultado es uno de esos discos-chicle, plagado de canciones coloridas y super pegajosas a las que no podés dejar de poner en 'repeat'.
Lo suyo son las canciones sencillas, interpretadas con el ensamble tradicional de guitarra bajo y batería, pero con pequeños detalles sobresalientes, como los clásicos coritos de la-la-las y cuelgues de violines, teclados y trompetas camuflados dentro de los temas.
A primera vista, podría parecer que estamos ante otra típica banda de esas que se escuchan los domingos soleados (como Apples In Stereo o Ladybug Transistor), pero los Bicycles sorprenden paseándose a lo largo de las ¡diecisiete! canciones que conforman la obra por un ámplio abanico de sonidos, que va del surf al folk, sin escaparse nunca del espectro del pop.
Una cóctel de sonidos sesentosos, sumados a la urgencia del nuevo milenio.
Te acordás de los Banana Splits? Si la respuesta es sí, entonces éste es tu disco.
Ideal para escuchar haciéndose nebulizaciones con sopa de vitina.


:: NEWSLETTER .06 ::

LEANDRO recomienda:
AU REVOIR SIMONE - "The Bird of Music" (2007)
Como ustedes bien saben, en este multimedio(?) siempre hemos sido promotores de la sensibilidad (abordada desde una perspectiva muy viril(?), por supuesto). Por eso hoy vuelvo a brindarles un disquito al que sensibilidad le sobra, de ésos que te sirven para que las minas a las que te acercás no piensen que sos un troglodita.
Au Revoir Simone es un trío de chicas oriundas de Brooklyn, NY, que ponen sus (ya dije sensibles?) voces al servicio del dream pop, por elegir una etiqueta y prescindir del resto. Sin embargo, no recurren —como es común en la frontera entre dicho género y el shoegaze— a las guitarras embarradas; su recurso es sumar y superponer texturas con varios casio de dos con cincuenta, que, mediante una producción prolijísima, dan forma a melodías en las que conviven el optimismo y el romance, pero también la melancolía. Para que se den una idea, sus melodías se acercan a la onda de The Radio Dept. O por lo menos yo les encuentro ese atractivo, aunque la comparación, como siempre, es algo difusa.
En lo que concierne a completar la ficha técnica, les cuento que este disco es el segundo de las chicas, y que si bien el primero es muy bonito, en éste la producción es mucho mejor; de ahí mi inclinación por el mismo.
Ideal para escuchar sacando a bailar a un maniquí... y deprimiéndote porque no te da bola.


LUCIANO recomienda:
TUJIKO NORIKO - "Solo" (2007)
Seguimos en la línea de las minitas que hacen música interesante. En este caso, una artista no muy reconocida (acá, al menos) y que muchas veces es comparada con Björk, seguramente por aquellos que leen "pop electrónico experimental" y enseguida lo asocian con la gordita islandesa. Lo cierto es que las similitudes terminan en esas tres palabras; la obra de Tujiko Noriko es muy personal y merece ser escuchada con atención antes de sacar conclusiones apresuradas.
Y de dónde salió Tujiko Noriko, se preguntarán... Bueno, de Osaka, Japón. Cuenta la leyenda que en su primera actuación estaba tan borracha que terminó desmayándose; tras esto desistió de la música y se metió a trabajar en un restaurante especializado en carne de tortuga. Ñami. Afortunadamente se dio cuenta de que no era lo suyo, y optó por regresar with a vengeance.
Su fórmula (ejecutada con pericia junto a su fiel amiga, la laptop) son los tracks multi-layereados(?), es decir, muchas capas de beats electrónicos y samples que se van superponiendo progresivamente, creando ritmos a veces juguetones y a veces inquietantes, siempre con un toque de inocencia etérea. El único elemento orgánico presente en el disco es la voz de Noriko, una voz cálida, envolvente a la vez que infantil.
Si alguna vez te preguntaste qué música se escucha en Urano, he aquí la respuesta.
Ideal para escuchar tejiendo una bufanda con cinta de cassette.


:: NEWSLETTER .07 ::

LEANDRO recomienda:
ASOBI SEKSU - "Asobi Seksu" (2004)
Como todos los discos que tengo planeado poner en el blog próximamente son demasiado 'serios', no está de más seguir utilizando el newsletter para acercarles cosas más juguetonas(?). Asobi Seksu es una banda formada en NY, que, al igual que otras bandas no japonesas con cantantes femeninas de dicho origen (Cibo Matto, Blonde Redhead), alterna líricas en japonés e inglés, y explota, creo yo, la inocencia propia de la voz y la entonación, para crear un contraste con la parte instrumental. El resultado es un híbrido que, a la vez que recuerda constantemente al jpop edulcorado (al que tan acostumbrados estamos los que alguna vez fuimos consumidores empedernidos de anime), le rinde tributo al dream pop y al sonido de Shibuya-kei (Pizzicato Five, Cornelius y otros), que sirviera para expandir las fronteras musicales de Japón hace más de una década. Y que es perfecto para poner un domingo a las tres de la tarde, recién levantado, y tratando de dilucidar cómo evitar que el día se convierta en un bajón.
Ideal para escuchar recordando a McPhantom.


LUCIANO recomienda:
SIMIAN MOBILE DISCO - "Attack Decay Sustain Release" (2007)
Cuenta la leyenda que James Ellis Ford y James Anthony Shaw alguna vez formaron parte de Simian, una banda de electro-rock que obtuvo cierta repercusión hace unos años, sobre todo gracias a un par de remixes a cargo de productores grosos. Un día, ambos James decidieron dedicarse de lleno a la experimentación con los sonidos electrónicos y comenzaron a armar DJ sets que servían de precalentamiento antes de salir a tocar con su grupo. Estas presentaciones —llevadas adelante bajo el nombre de Simian Mobile Disco— tuvieron buena aceptación, la dupla se cebó y pronto se pusieron a grabar una serie de mixtapes. Vaya uno a saber cómo, dichas grabaciones llegaron a oídos del dúo francés Air, a quienes les gustó tanto el proyecto que les encargaron hacer un remix de su tema "Cherry Blossom Girl".
Cuando Simian se desbandó en 2005, ellos siguieron adelante con su disco móvil, remixando para Muse, Klaxons, The Presets, The Go! Team, Ladytron y muchos otros, convirtiéndose de inmediato en un dúo de productores estrellas y en la "nueva gran cosa" de la escena electrónica.
Una vez que reunieron suficientes singles como para armar un lindo disco, decidieron lanzar su primer larga duración, un recorrido por el espectro del pop, hip-hop, punk y disco, siempre bañados en ácido para dar como resultado un tren de temas fiesteros, directos, poderosos y decididamente adictivos.
Ideal para escuchar rezando por el pronto regreso a casa de Paris Hilton (un anacronismo involuntario).