<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19586384\x26blogName\x3d::++Visit+our+Net+Label++@++mamushkad...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mamushkadogsrecords.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mamushkadogsrecords.blogspot.com/\x26vt\x3d7873649906472303215', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
de onda? con quién? conmigo, o con los narcos?




Finalmente ha llegado el día en que dejamos de laburar compulsivamente en otro proyecto (mentira, habrá que mantenerlo). El día en que dejamos de excusarnos en cada post de este blog por el largo tiempo que pasó desde el anterior. En fin, el día en que orgullosamente podemos anunciar que está listo el sello virtual que venimos soñando y construyendo hace meses. Así es, en mamushkadogs.com.ar podrán encontrar un surtido catálogo de bandas de la escena independiente argentina, cuyos discos podrán bajar gratuitamente para su deleite e inmersión en el mágico mundo de los sonidos locos. Pero como éste es un blog que siempre privilegia el discurso cáshual por sobre la solemnidad, al menos aquí queremos darnos el gusto de encarar esta novedad desde la emoción con que nosotros la vivimos.



Según Luciano:
Tal vez esté bien que empiece diciéndoles "perdón por la demora". Es cierto que hace varios meses ya que anunciamos por primera vez en este blog que se venía una movida mamushkera grossa. Incluso aquella vez habíamos intentado ser sutiles, misteriosos casi, por si ocurría la eventualidad de que no pudiéramos sacar el sitio dentro del plazo que nos habíamos propuesto. Efectivamente, eso fue lo que ocurrió. Lamentablemente (o por suerte), somos de los que prefieren hacer las cosas bien antes que rápido (tanto nosotros dos como las bandas del catálogo y el diseñador del sitio) y no fueron pocas las veces que por eso nos comimos alguna puteada de los impacientes. Nuestro deseo hoy es que para ellos, y para los que supieron aguantarnos, la espera haya valido la pena: he aquí el paso inicial en dirección a lo que siempre quisimos hacer, tan sólo el primero en el largo camino que vemos adelante y en el que esperamos que nos acompañen. Bienvenidos a la nueva etapa de Mamushka Dogs Records: discos ideales para escuchar. Y punto.

Según Leandro:
No es ningún secreto que en el negocio de la música, primero viene el negocio y después la música. Pero nosotros tuvimos la suerte de descubrir lo que queremos hacer (y cómo hacerlo) a través de algo no lucrativo como esto. Y este blog nos mostró muchas cosas: que la música 'no tan comercial' que apoyamos puede ser minoritaria, pero tiene un alcance global; que lo que se hace acá no tiene nada que envidiarle a lo de afuera, aunque a veces sea difícil encontrarlo; que las buenas ideas contagian y generan alianzas a un nivel más profundo cuando no hay plata de por medio. Porque aunque no logremos cambiar el negocio a grandes rasgos, tenemos un público que siempre nos apoyó, y una escena (y en última instancia una causa) a la que podemos hacer un aporte. Y eso es más de lo que habríamos podido pedir cuando empezamos con esto.
Hasta hoy trabajamos para dar el primer paso. A partir de ahora, trataremos de ampliar la propuesta, sea desde la organización de shows y producción de videos, hasta la edición de los discos. Cada cosa llevará su tiempo; ojalá todas sean posibles. De momento, sólo sabemos que es un camino que vale la pena transitar. Y esperamos que también valga la pena verlo suceder.



the wolf in tiger's clothing


Una vez más, tenemos el placer de contar con la presencia de alguien a quien apreciamos mucho, tomando nuestro lugar por un ratito para recomendarles discos. Y también, una vez más, se trata de una chica (adorable ella). Les presentamos entonces a Sol, gran amiga, compañera de gustos y descubrimientos musicales, y diseñadora gráfica del carajo (para comprobarlo, sólo hace falta clickear acá). Y le damos la bienvenida a ella, y a los tres bonitos discos que eligió para cumplir amablemente con la invitación que le extendiéramos. Disfrútenlos.


BLONDE REDHEAD - "23" (2007)
El disco que más esperé en este 2007 lleno de EP's, remixes y compiladitos obvios. Cuatro piernas, una japonesa, dos gemelos italianos y diez canciones componen el séptimo disco de esta banda neoyorquina, que comenzó en el '93 apadrinada por Sonic Youth.
23 es el primer disco producido por ellos mismos. Durante su grabación, según admitieron, no tenían idea de qué rumbo le estaban dando y, claro, sin productores ni nadie que funcione de referí(?) estuvieron constantemente al borde de agarrarse a las piñas. Sea cual fuere el rumbo que tomaron en 23, la aventura concluyó en un disco homogéneo, de melodías cuidadas y bien arregladas. Slowcore, shoegaze, pop y dreampop es lo que vierte de este álbum predecible. Guitarras diluidas, percusiones ingeniosas, y voces que se funden en una constante, sin llegar a ver la luz total del up-beat que emana el denominado pop estándar.
En esta última entrega del trío italo-nipón se puede apreciar que la característica primordial de la voz de Kazu Makino (y ella también) parece haber tomado un nuevo camino, dejando atrás toda la ira y rabia de años anteriores para encauzarlas en la melancolía y el entendimiento, como así también por momentos la estridente y resquebrajada voz de Amedeo. Es que sí, los chicos ya están grandes… Pero a pesar de que los años no vienen solos, Blonde Redhead conserva la frescura y la inquietud de sus integrantes.


AKRON/FAMILY - "Akron/Family" (2005)
No son una familia norteamericana tipo, pero funcionan como tal. Su debut homónimo marcó definitivamente otro acierto para Young God Records, quienes ya tenían en su casa avant-garde a Devendra Banhart, The Angels of Light (con los cuales compartieron un split a fines del 05') y Ulan Bator, entre otros. Ninguno de sus integrantes tiene un rol definido, por lo cual abren un espectro inmenso, lleno de colores, texturas y tonalidades que sutilmente se unen a delicadas composiciones líricas dejando entrever el epicentro de su propio mundo. Intuición, caos y sinceridad es lo que vomitan estos cuatro muchachos a lo largo del disco, cada uno se plasma a su modo y eso es lo que da como resultado un sonido post-todo, en el que parecen morir y renacer constantemente. No es un disco apto para todo público, puede que este cuarteto nos exija paciencia, tolerancia y un estómago a prueba de vidrios. Akron/Family (disco) es una constelación de 14 canciones que logra dejar una estela de introspección en cada uno de los oídos sometidos a este viaje.
Para los que degustaron este disco y los terminó por convencer, pueden seguir conociendo a Akron/Family a través de Meek Warrior, disco que fue lanzado a mediados de Octubre del 2006. Y de hecho, también podrían esperar Love is Simple, que estará en sus blogs amigos para Septiembre del corriente año, completando así la trilogía de culto al freak-folk.


M83 - "Dead Cities, Red Seas & Lost Ghosts" (2003)
Nicolas Fromageau (guitarras) y Anthony Gonzalez (máquinas) forman un dúo francés nacido en Antibes. Probablemente intentando seguir la línea de estas duplas se les venga a la cabeza Daft Punk y/o Air, pero nada, nada que ver.
Sun is shining, birds are singing, flowers are growing, clouds are looming and I am flying. Así empieza Dead Cities, Red Seas & Lost Ghosts, segundo disco de M83, lanzado en abril de 2003. A medida que uno pone play y van pasando los segundos es casi imposible no darse cuenta del fuerte apego a My Bloody Valentine, sin embargo este dúo no sólo se quedó con el primer exponente del shoegaze, sino que remarcó también a Mogwai y Sonic Youth como sus coordenadas.
Dead Cities... es un licuado de guitarras distorsionadas, voces computarizadas y viejos sintetizadores que proyectan a cualquiera que lo escuche (y se sienta a gusto) a otra dimensión. Doce temas llenos de energía y psicodelia; pero aún así se presenta con una seriedad implacable que por momentos a uno lo desacomoda, lo intimida y hasta llega a asustar (puede que esto último sólo me pase a mí porque soy medio maricona).
Son 57 minutos progresivos, en los cuales despliegan la habilidad de transportarse de un género hacia otro, de lo-fi a post-rock, de electrónica a shoegaze, de tierra a M83. Ida y vuelta.


good morning hebrews and shebrews


Amigos/as de Mamushka: como pueden ver, ha vuelto a pasar un largo tiempo sin posts. Esta vez no voy a dar explicaciones al respecto, no por esquivar el bulto, sino porque a esta altura las excusas probablemente sean más molestas que la ausencia en sí. Sin embargo, sí quiero hintearles que en cuestión de días verán aquí el anuncio oficial del nuevo proyecto en el que hemos estado trabajando durante largos meses. Esta vez no es efectismo, les garantizo que la novedad está al caer (a pesar de los amagues anteriores que fueron postergados); les aseguro que la impaciencia por el lanzamiento nos carcome, y confiamos en que les gustará. Por lo pronto, les cuento que casi en simultáneo con ese anuncio tendremos otra invitada de lujo proponiéndoles discos, y que, con un poco de suerte, sacarnos de encima este laburo nos dejará un par de neuronas disponibles para cumplir con este blog como es debido.
Sin embargo, hoy, limitémonos nuevamente a recauchutar bonitas entregas pasadas, realizadas para nuestro newsletter. Para que si se te pasó por alto, o no estás suscripto —lo que consideramos un crimen atroz(?)—, puedas apiolarte ahora de siete bonitos discos como éstos. O por lo menos para renovar un poco el paisaje. Go!


:: NEWSLETTER .04 ::

LUCIANO recomienda:
ARTHUR RUSSELL - "Another Thought" (1994)
Una vez más, Mamushka aboga —desde esta sección— por el recuerdo de los artistas perdedores... Oriundo de Iowa, Arthur Russell fue un músico excepcional, injustamente ignorado por el gran público. Minimalista y amante de la experimentación, se lo considera un adelantado a su tiempo, por su aproximación 'mutante' a la música disco.
Durante su juventud, vivió en una comuna budista y estudió música india en California, antes de asentarse en New York. Se relacionó con gente como John Cage, Philip Glass, David Byrne y el prócer beat Allen Ginsberg.
A diferencia de varios otros álbumes de su producción —la mayoría de ellos instrumentales y orientados al dance—, "Another Thought" es un disco de canciones, el más "pop", digamos, a la vez que se trata de uno de sus mejores trabajos: una colección de grabaciones inéditas, en las que Russell despliega todo su genio magistral a través de su infaltable cello, guitarra acústica, ruiditos extraños, ecos sutiles y —por supuesto— su voz cavernosa.
Este disco fue editado en 1994, dos años después de la muerte de Russell a manos del virus del SIDA, por lo que podemos considerar a este álbum como su primera obra póstuma, en otro caso (como el de Nick Drake, por ejemplo) de artista que en vida pasa inadvertido, y logra cierto reconocimiento tras ser objeto de reediciones permanentes que lo acercan a un nuevo público; quienes lamentablemente nunca lo veremos tocar en vivo ni escucharemos nuevas composiciones suyas...
Ideal para escuchar inventando cantitos de cancha con canciones de The Magnetic Fields.


:: NEWSLETTER .05 ::

LEANDRO recomienda:
OLIVIA RUIZ - La Femme Chocolat (2005)
Por esa época, mi disco rígido había dicho basta de una manera muy poco elegante. Y frente a semejante problema, el duelo por las cosas perdidas y la incertidumbre sobre qué recomendarles se potenciaban mutuamente. La solución del momento fue recurrir a este disquito, que si bien puede no cambiarle la vida a nadie, hizo lo posible por levantarme el ánimo desde mi player. Pero bueno, basta de anécdotas; vayamos a los datitos pertinentes.
Olivia Ruiz es una francesita que, allá por el 2003, apareció en el panorama galo(?) generando una especie de fenómeno que la convirtió en estrellita pop, gracias a su mezcla de chanson, detallitos digamos jazzeros, y melodías y disonancias al estilo de Tryo, por compararla con algo (tiene también una onda a Manu Chao, pero ignoren esto si son de los mal predispuestos hacia el pulguiento trovador).
La cuestión es que con su segundo disco (éste) su éxito en Francia se fue al carajo. Pero como ustedes bien saben, el éxito no implica calidad. Y como yo bien sé, no da para seguir mandando fruta, una vez llegados a la conclusión de que se trata de un disco simpatiquísimo, tranqui y optimista, para dejar el dramatismo de lado por un rato, y tomarse la vida con un chorrito de soda.
Ideal para escuchar cortándole las uñas a tu gato por el bien de tu sillón de cuero.


LUCIANO recomienda:
THE BICYCLES - The Good, The Bad and The Cuddly (2006)
Una vez más, un gran ignorado de las listas de mejores discos de 2006.
Se trata de un quinteto pop de Toronto, que acusa influencias de The Kinks, The Monkees y Brian Wilson. Llevan juntos unos cinco años y recién el año pasado se les dio por meterse en el estudio, para dar forma a su álbum debut. El resultado es uno de esos discos-chicle, plagado de canciones coloridas y super pegajosas a las que no podés dejar de poner en 'repeat'.
Lo suyo son las canciones sencillas, interpretadas con el ensamble tradicional de guitarra bajo y batería, pero con pequeños detalles sobresalientes, como los clásicos coritos de la-la-las y cuelgues de violines, teclados y trompetas camuflados dentro de los temas.
A primera vista, podría parecer que estamos ante otra típica banda de esas que se escuchan los domingos soleados (como Apples In Stereo o Ladybug Transistor), pero los Bicycles sorprenden paseándose a lo largo de las ¡diecisiete! canciones que conforman la obra por un ámplio abanico de sonidos, que va del surf al folk, sin escaparse nunca del espectro del pop.
Una cóctel de sonidos sesentosos, sumados a la urgencia del nuevo milenio.
Te acordás de los Banana Splits? Si la respuesta es sí, entonces éste es tu disco.
Ideal para escuchar haciéndose nebulizaciones con sopa de vitina.


:: NEWSLETTER .06 ::

LEANDRO recomienda:
AU REVOIR SIMONE - "The Bird of Music" (2007)
Como ustedes bien saben, en este multimedio(?) siempre hemos sido promotores de la sensibilidad (abordada desde una perspectiva muy viril(?), por supuesto). Por eso hoy vuelvo a brindarles un disquito al que sensibilidad le sobra, de ésos que te sirven para que las minas a las que te acercás no piensen que sos un troglodita.
Au Revoir Simone es un trío de chicas oriundas de Brooklyn, NY, que ponen sus (ya dije sensibles?) voces al servicio del dream pop, por elegir una etiqueta y prescindir del resto. Sin embargo, no recurren —como es común en la frontera entre dicho género y el shoegaze— a las guitarras embarradas; su recurso es sumar y superponer texturas con varios casio de dos con cincuenta, que, mediante una producción prolijísima, dan forma a melodías en las que conviven el optimismo y el romance, pero también la melancolía. Para que se den una idea, sus melodías se acercan a la onda de The Radio Dept. O por lo menos yo les encuentro ese atractivo, aunque la comparación, como siempre, es algo difusa.
En lo que concierne a completar la ficha técnica, les cuento que este disco es el segundo de las chicas, y que si bien el primero es muy bonito, en éste la producción es mucho mejor; de ahí mi inclinación por el mismo.
Ideal para escuchar sacando a bailar a un maniquí... y deprimiéndote porque no te da bola.


LUCIANO recomienda:
TUJIKO NORIKO - "Solo" (2007)
Seguimos en la línea de las minitas que hacen música interesante. En este caso, una artista no muy reconocida (acá, al menos) y que muchas veces es comparada con Björk, seguramente por aquellos que leen "pop electrónico experimental" y enseguida lo asocian con la gordita islandesa. Lo cierto es que las similitudes terminan en esas tres palabras; la obra de Tujiko Noriko es muy personal y merece ser escuchada con atención antes de sacar conclusiones apresuradas.
Y de dónde salió Tujiko Noriko, se preguntarán... Bueno, de Osaka, Japón. Cuenta la leyenda que en su primera actuación estaba tan borracha que terminó desmayándose; tras esto desistió de la música y se metió a trabajar en un restaurante especializado en carne de tortuga. Ñami. Afortunadamente se dio cuenta de que no era lo suyo, y optó por regresar with a vengeance.
Su fórmula (ejecutada con pericia junto a su fiel amiga, la laptop) son los tracks multi-layereados(?), es decir, muchas capas de beats electrónicos y samples que se van superponiendo progresivamente, creando ritmos a veces juguetones y a veces inquietantes, siempre con un toque de inocencia etérea. El único elemento orgánico presente en el disco es la voz de Noriko, una voz cálida, envolvente a la vez que infantil.
Si alguna vez te preguntaste qué música se escucha en Urano, he aquí la respuesta.
Ideal para escuchar tejiendo una bufanda con cinta de cassette.


:: NEWSLETTER .07 ::

LEANDRO recomienda:
ASOBI SEKSU - "Asobi Seksu" (2004)
Como todos los discos que tengo planeado poner en el blog próximamente son demasiado 'serios', no está de más seguir utilizando el newsletter para acercarles cosas más juguetonas(?). Asobi Seksu es una banda formada en NY, que, al igual que otras bandas no japonesas con cantantes femeninas de dicho origen (Cibo Matto, Blonde Redhead), alterna líricas en japonés e inglés, y explota, creo yo, la inocencia propia de la voz y la entonación, para crear un contraste con la parte instrumental. El resultado es un híbrido que, a la vez que recuerda constantemente al jpop edulcorado (al que tan acostumbrados estamos los que alguna vez fuimos consumidores empedernidos de anime), le rinde tributo al dream pop y al sonido de Shibuya-kei (Pizzicato Five, Cornelius y otros), que sirviera para expandir las fronteras musicales de Japón hace más de una década. Y que es perfecto para poner un domingo a las tres de la tarde, recién levantado, y tratando de dilucidar cómo evitar que el día se convierta en un bajón.
Ideal para escuchar recordando a McPhantom.


LUCIANO recomienda:
SIMIAN MOBILE DISCO - "Attack Decay Sustain Release" (2007)
Cuenta la leyenda que James Ellis Ford y James Anthony Shaw alguna vez formaron parte de Simian, una banda de electro-rock que obtuvo cierta repercusión hace unos años, sobre todo gracias a un par de remixes a cargo de productores grosos. Un día, ambos James decidieron dedicarse de lleno a la experimentación con los sonidos electrónicos y comenzaron a armar DJ sets que servían de precalentamiento antes de salir a tocar con su grupo. Estas presentaciones —llevadas adelante bajo el nombre de Simian Mobile Disco— tuvieron buena aceptación, la dupla se cebó y pronto se pusieron a grabar una serie de mixtapes. Vaya uno a saber cómo, dichas grabaciones llegaron a oídos del dúo francés Air, a quienes les gustó tanto el proyecto que les encargaron hacer un remix de su tema "Cherry Blossom Girl".
Cuando Simian se desbandó en 2005, ellos siguieron adelante con su disco móvil, remixando para Muse, Klaxons, The Presets, The Go! Team, Ladytron y muchos otros, convirtiéndose de inmediato en un dúo de productores estrellas y en la "nueva gran cosa" de la escena electrónica.
Una vez que reunieron suficientes singles como para armar un lindo disco, decidieron lanzar su primer larga duración, un recorrido por el espectro del pop, hip-hop, punk y disco, siempre bañados en ácido para dar como resultado un tren de temas fiesteros, directos, poderosos y decididamente adictivos.
Ideal para escuchar rezando por el pronto regreso a casa de Paris Hilton (un anacronismo involuntario).