<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19586384\x26blogName\x3d::++Visit+our+Net+Label++@++mamushkad...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mamushkadogsrecords.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mamushkadogsrecords.blogspot.com/\x26vt\x3d7873649906472303215', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
de onda? con quién? conmigo, o con los narcos?



you mean there's a drink named irving?


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Mientras el plan macabro de conquista mundial cuidadosamente planificado por la Mamushka Crew comienza a mostrar sus primeros resultados positivos, vuelvo a la últimamente abandonada pero muy sana costumbre de recomendarles y —de paso— regalarles algunos discos de alta rotación en mi Winamp.
En esta oportunidad, se trata de tres obras muy distintas entre sí, pero que seguramente harán las delicias de vuestros oídos, amables y agradecidos lectores de este blog. Here we go.

VVAA - "Stubbs The Zombie: The Soundtrack" (2005)
Cuenta la leyenda que un ejecutivo narcoléptico tenía en sus manos la tarea de elegir artistas para musicalizar un videogame de Xbox llamado Stubbs the Zombie in 'Rebel Without A Pulse', en el cual el jugador se pone en el rol de Stubbs, un 'difunto activo'(?) que busca recuperar a su amada (y de paso morfarse un par de cerebros).
Como el fichín estaba ambientado en la década del '50, se ve que el inspirado empresario decidió que el soundtrack debía estar compuesto por temas característicos de la época dorada de las pelis de monstruos hechas con dos con veinte. Y no se le ocurrió mejor idea que convocar a un prestigioso seleccionado de bandas emergentes (entre las cuales se destacan The Raveonettes, Death Cab for Cutie y The Flaming Lips) para interpretarla.
¿El resultado? Como el Baile del Encanto bajo el Océano, pero varias décadas después y sin Marty McFly tocando la viola (el Parkinson, pobre).
Ideal para escuchar quemando paco con el Facha Martel.


BOREDOMS - "Vision Creation Newsun" (2000)
¡Qué quilomberos estos pibes, por favor! Una banda con semejante grado de arruine solamente podía salir de Japón, centro mundial del sake, el pachinko y las ideas más delirantes jamás concebidas (el Tamagotchi, por ejemplo).
Formado a mediados de la década del '80, este conjunto de cultores del ruidismo cambió varias veces de formación a lo largo de su extensa carrera, a la vez que cosecharon (entre EPs y LPs) una discografía vasta y difícil de seguir. Con el cambio de milenio, los Boredoms lanzan la obra que marca claramente un quiebre en su sonido: si bien continúan en la línea de la música tribal (la percusión es siempre uno de sus elementos distintivos), suman grandes momentos de cuelgue espacialoso-místico-psicodélico, convirtiendo a este álbum en mi favorito personal.
Fieles a la inquietud que los caracteriza, recientemente anunciaron que planean sacar un disco con grabaciones sintetizadas de los sonidos que produce el cuerpo humano al bailar. Tremendos viajeros.
Ideal para escuchar alimentando a tu piraña Martita.


PANDA BEAR - "Person Pitch" (2007)
Pocos discos este año se animaron a ser tan diferentes y terminaron siendo tan bellos como éste. Panda Bear es el alias tras el cual se encuentra Noah Lennox, el baterista del aclamado freak-combo Animal Collective. En la tercera entrega de su proyecto solista, no esperen un disco más normalito —digamos— que los que hace con su banda de amigotes.
Compuesto en su mayoría por capas de samplers superpuestas de manera alucinante, Person Pitch sorprende al ser comparado con su antecesor, un disco grabado en el contexto de los últimos días de vida de su padre. Por suerte(?), parece que el buen Noah se mudó a Portugal, se casó, tuvo hijos y ahora nos entrega un luminoso álbum que evoca al mismo tiempo al mejor Brian Wilson y a —ponele— Xiu Xiu, con unos toques de electrónica elegantemente dosificados.
Probablemente el mejor disco internacional de año, para tu piel de verano muchacha.
Ideal para escuchar desarrollando lemas de campaña para candidatos que seguro que no ganan.


Luciano